Historias con final feliz - historia

Ir al menú de navegación

Carta de Socio - Febrero

Enviar a un amigo/a esta historia

¡Hola amigos! Soy Socio, uno de los cachorritos que tuvo Tatá. Mis nuevos papás me llevaron muy pronto para mi casa, pero no pasa un solo día que no me acuerde de vosotros y de lo bien que me cuidabais ahí.

He crecido mucho desde la última vez que nos vimos... ¡ahora ya peso 15 kilos! Y con lo que me gusta comer, me extraña que "solo" pese eso... Aunque lo que más me gusta de todo, son las tardes que paso en el parque corriendo y jugando con los otros perros, imaginaros lo que disfruto que, cuando llego a casa, me echo a dormir y no paro (soy muy dormilón).

Mis dueños me dan muchos mimos y me cuidan muy bien, se pasan el día conmigo, aunque por las mañanas me quedo tres horas solo y me pongo muy triste (y sé que ellos también...) aunque luego ya nos ponemos todos contentos cuando estamos juntos. Ellos me dicen que he llenado la casa de alegría y que hacía falta alguien así, aunque yo no lo entiendo muy bien... porque solo hago lo que hace un buen amigo: estár con ellos y quererles todo lo que puedo.

Decidles a todos mis compañeros que no pierdan la esperanza de encontrar un nuevo hogar, que hay personas muy buenas que no nos abandonan y nos quieren tanto como nosotros les queremos a ellos; así que espero que, dentro de muy poco, todos estén tan bien como yo.

¡¡¡Un lametazo MUY grande para todos!!!

SOCIO

Pd.: Y de parte de los dueños de Socio, muchas gracias por vuestra labor, seguid así que pronto la humanidad avanzará y dejará de maltratar y abandonar a los animales. ¡Ánimo!

  • Actualmente 2.51 sobre 5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valorado: 2.5 sobre 5 (43 votos)

Regresar al listado de finales felices

enviar esta historia

También te puede interesar...



Compartir en Facebook o en twitter

Hacemos lo posible para llegar a ser conformes a: