Historias con final feliz - historia

Ir al menú de navegación

Final Feliz de LOBITA - Mayo 2013

Enviar a un amigo/a esta historia

La historia de Lobita se puede empezar a escribir desde que la adoptamos, ya que según nos dijeron en La XANA, en casi dos años que estuvo en la Protectora, nadie supo ver su belleza, tanto exterior como interior. Cuando vi su foto por internet me enamoré de ella, y sin pensarlo fui a verla y conocerla. La verdad es que su reacción hacia mi fue de total indiferencia un día tras otro cuando la iba pasear (me imagino que pensaba que yo era una voluntaria más de las que les van a dar paseos habitualmente, y ella se limitaba a disfrutar de su paseo). Y un día me la llevé a casa. Fue tremendo, se volvía loca encerrada en casa, pasamos las primeras 24 horas fatal con ella, no podíamos ni abrir las ventanas porque, por donde fuera, se quería escapar. Al día siguiente decidimos devolverla a la Protectora esa misma tarde y, como era verano y hacía buen tiempo, la dejamos atada fuera de la casa. Cual fue nuestra sorpresa cuando la vemos en la puerta de la casa toda contenta moviendo la cola, se había soltado del collar y se fue a buscarnos. Pensé: si ha tenido la oportunidad de irse y no se ha ido, ya no se va. Y no, no se fue; hoy sigue con nosotros y con su gran familia perruna y gatuna casi un año después y estamos todos encantados. Ya ha sacado su verdadero caracter: juguetona, obediente, leal, cariñosa... la compañera perfecta que nadie supo ver, pero ahí estaba, esperando encontrarnos...

  • Actualmente 2.53 sobre 5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valorado: 2.5 sobre 5 (40 votos)

Regresar al listado de finales felices

enviar esta historia

También te puede interesar...



Compartir en Facebook o en twitter

Hacemos lo posible para llegar a ser conformes a: